Dormir con tu bebe: EL COLECHO

Dormir con tu bebe: EL COLECHO

colecho

¿Es muy común compartir la cama con el bebé?

Dormir con tu bebé, compartir la cama, la cama familiar, colecho: más allá del nombre que le demos, significa dormir habitualmente en una misma cama con tu niño en lugar de dormir en camas separadas.
En muchas partes del mundo las familias duermen juntas. Y esta tendencia va en aumento en los Estados Unidos. Un estudio nacional publicado en 2003 reveló que entre 1993 y 2000, el número de bebés de 7 meses de edad o más pequeños que normalmente duermen con un adulto aumentó de un 5,5 a un 12,8 por ciento.

¿Cómo sé si compartir la cama con mi bebé es bueno para mi familia?

64

La decisión de crear una cama familiar es personal: lo que para algunas familias resulta bueno puede no ser lo mejor para la tuya.

    • La salud y la seguridad de tu niño son las consideraciones más importantes. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda no dormir con los niños en tu cama, y alega que no es bueno para su salud ni su bienestar, pero muchos padres no están de acuerdo. Si deseas información adicional, lee más abajo “Seguridad y cama familiar”.

 

    • A algunas personas les encanta la calidez de dormir con su pequeño. Otras dicen que con un niño inquieto en la cama se les hace difícil dormir.Algunos bebés duermen mejor cerca de sus padres. Otros parecen dormir mejor solitos.

Otros puntos importantes a tener en cuenta:

Tiempo para establecer vínculos afectivos
Para las familias ocupadas de hoy en día, dormir juntos puede ser una manera de conectarse después de haber pasado todo el día separados.

Pecho o biberón durante la noche
Las mamás que duermen con su bebé dicen que es más fácil darle el pecho o el biberón si lo tienen a su lado.

Si das el pecho, una vez que te acostumbras a darle el pecho de costado a tu bebé que está acurrucado a tu lado, quizás apenas te despiertes cuando sea la hora de alimentarlo. Ayudas a tu pequeño a prenderse al pecho y en seguida vuelves a quedarte profundamente dormida.

Si tu bebé toma el biberón, puedes dejárselo preparado para dárselo cuando se despierte, y volverte a dormir en seguida después de dárselo.

Otros dicen que la proximidad hace que el bebé se despierte más veces para comer. Y compartir la cama puede hacer más difícil que el bebe deje de despertarse a la noche para tomar el pecho o el biberón. Los bebés que toman el pecho, en especial, sienten el olor de la leche de sus mamás, y pueden desarrollar el hábito de despertarse muchas veces de noche para alimentarse y continuar haciéndolo cuando ya no tienen la necesidad física de comer.

La relación entre ustedes
Algunas mamás y papás descubren que dormir con sus niños hace más difícil encontrar tiempo para estar solos y volverse a conectar, o constituye una barrera en su vida sexual. Otros padres dicen que los obliga a ser más ingeniosos y creativos para encontrar un tiempo para la intimidad.

Si compartes la cama con tu pequeño, seguramente tendrás que planificar un rato para pasar a solas con tu pareja en lugar de esperar a que surja espontáneamente. Según tu punto de vista y de acuerdo a cómo te sientas, planificar la intimidad podría resultarte tedioso, o bien una nueva y divertida aventura.

Háblalo con tu pareja

Compartir la cama con tu bebé debería ser una decisión que tomas de acuerdo con tu pareja. Corres el riesgo de dañar la relación si tomas la decisión tú sola o ejerces presión para que tu pareja acceda.

Consideren juntos las ventajas y desventajas. Pidan consejos a amigos que compartan la cama con sus niños y averigüen si les está resultando una experiencia positiva. Piensen en cómo encontrarán tiempo para la intimidad. Escucha a tu pareja cuando plantee sus reservas, en caso de tenerlas. Conversen abiertamente acerca de los sentimientos de cada uno.

Si alguno de los dos tiene dudas, podrían acordar un periodo de prueba de alrededor de dos semanas y volver a conversar cuando finalice ese periodo.

Ten en cuenta a tu bebé

Muchos padres que no tienen la intención de compartir su cama terminan haciéndolo cuando descubren que esa es la única manera de hacer que su recién nacido se duerma. A algunos bebés les resulta difícil acostumbrarse a dormir solos después de haber pasado nueve meses en el útero. Quieren estar cerca y sentirse protegidos.

Pero no todos los bebés disfrutan de dormir con sus papás. Si duermes con tu pequeño y notas que está inquieto o molesto de noche, quizás te convenga probar si al ponerlo en su moisés o su cuna se siente mejor. O, si el problema es que están todos muy apretados, piensa en conseguir una cama más grande o poner una cuna que venga especialmente diseñada para acoplarla al costado de la cama, de modo que todos puedan tener un poco más de espacio.

Babybay_cuna_colecho_maxi_lac2

Estiloymuebles

Promociones!

40% Descuento por pago en efectivo!
Ir a las Promos!
close-link