InicioAnecdotas¿Cómo es la relación de padres e hijos, hoy?

Cunas - ¿Cómo es la relación de padres e hijos, hoy? - 9f29fae7b947f8f12ff72b8a1b4fd846 288x266

Jun 19

¿Cómo es la relación de padres e hijos, hoy?


Por la celebración del día del padre en Colombia, y en otros países del mundo, resulta oportuno hacer un análisis del rol de los padres e hijos de hoy. Ahora, no es difícil ver hombres que se levanten en la noche a atender a sus niños recién nacidos, preparen el baño de su pequeño o le den un tetero mientras la madre descansa un poco.
Esto tiene que ver, en parte, con los cambios en los tipos de familias modernas y las mismas relaciones de pareja. Por ejemplo, hasta los años ochenta, en promedio, se decía que el rol de las madres era el de ser cuidadoras y criadoras de los hijos y su lugar era el hogar, mientras que los hombres, proveía económicamente hablando y eran los encargados de la disciplina y hasta del juego en su relación con los niños.
Ahora, los roles de hombres y mujeres son convergentes e intercambiables, es decir, lo mismo puede incidir la relación de los padres con sus hijos, y las madres pueden ser las proveedoras económicas, mientras los padres están en casa a cargo de los menores.
Sin embargo, existe aún un abismo muy grande en la distribución de las cargas en los quehaceres de la casa y en el cuidado y guía de los pequeños. Siempre la madre lleva el grueso de la responsabilidad, especialmente en los primeros meses y años de vida, cuando los niños son más demandantes.
Así las cosas, el llamado en una fecha como esta es a que los padres se involucren aún más en la crianza y cuidado amoroso de sus niños; a que los gobiernos impulsen políticas públicas para que los padres puedan pasar tiempo de calidad con ellos, especialmente en la primera infancia, y que se creen programas en los que se cierre la brecha a la desigualdad de género, procurando que la formación de los hijos sea un trabajo equitativo entre madres y padres.
La investigación y los hallazgos
Variados aspectos relacionados con el rol de padre fueron analizados en el informe: ‘Estado de la Paternidad en América Latina y el Caribe 2017’, un documento en el que intervinieron entidades nacionales e internacionales como Profamilia, International Planned Parenthood Federation, Masculinidades y Equidad de Género EME, y Promundo, abordando temáticas como la injerencia del padre en la crianza y el impacto de ello en el desarrollo cognitivo, social y de la personalidad de los niños; su participación en el día a día en los quehaceres del hogar, y las políticas de igualdad de género que existen en el continente, entre otros.
Tras el trabajo investigativo de revelaron estadísticas como que el 32,6 por ciento de los niños  menores de 15 años en Colombia convive solo con la madre aunque su padre viva o que, por el contrario, un 2,7 por ciento de menores vive solo con su padre, teniendo a su madre con vida, y que el 52,7 por ciento de los hombres, entre los 15 y 19 años, no usa métodos anticonceptivos se dieron a conocer dentro del estudio.  
Además, el informe evidencia que en ningún país de la región los hombres y mujeres asumen una participación igualitaria en el cuidado de los hijos, siempre es más el compromiso y responsabilidad de la mujer. Es así que, los hombres dedican solo 7 horas de la semana a las labores domésticas, mientras que las mujeres destinan 33 horas al trabajo no remunerado de casa, sin contar que trabajen también fuera de ella.
Muy interesante: ¿Existe una edad propicia para ser papá?
¿Cuál es el efecto de los padres que sí se comprometen con la crianza?
Sin lugar a dudas, los padres y cuidadores tienen un papel importante en la rectificación de esa desigualdad, y un compromiso frente a la paternidad como factor determinante en el desarrollo emocional, intelectual y social de los hijos.
De allí que uno de los capítulos del informe -el primero de su tipo que se realiza en la región- esté dedicado a ‘analizar el impacto de una paternidad participativa y comprometida con el desarrollo infantil’, un tema de largo aliento que encuentra muchos beneficios en la crianza de niños que cuentan con un padre presente positivamente, frente a las falencias de los pequeños que no lo tienen.
A partir de ello, el informe habla de una serie de beneficios, encontrando que la presencia del padre, la calidad y cantidad de sus intervenciones en la interacción con los niños y su cuidado, traer consigo una buena formación que se verá reflejada en el futuro adolescente y adulto de sus hijos.
Estos aspectos se potencializan cuando hay un padre presente y positivo en la vida de sus hijos, explica Francisco Aguayo, director de EME, Masculinidades y Equidad de Género, perteneciente a la Fundación CulturaSalud, que se dedica a la investigación e intervención psicosocial con hombres y equidad de género. Ellos permiten que:
– Se mejoren los resultados en la escala del desarrollo cognitivo del niño y en su rendimiento académico.
– Algunas escalas con mediciones en diferentes contextos han encontrado un gran impacto positivo a partir de la presencia del padre en el desarrollo socioemocional de los niños, en su salud mental, habilidades sociales, autoestima y niveles de depresión.
– En la adolescencia, la presencia de un padre involucrado da mejores resultados frente a problemáticas como la de las drogas, menores riesgos en el área de la salud sexual y menos conflictos con la autoridad y la disciplina.
– Otro aspecto a destacar es, incluso, dice Aguayo, el tema económico, “pues el compromiso de los hombres y padres que están en una línea de pobreza extrema,genera en ellos y sus familias un impulso que los lleva a salir de esa categoría y alcanzar metas”.
– Los hombres involucrados en la crianza de sus hijos, a su vez, se alejan de problemas de violencia fuera y dentro del hogar y, sus hijos serán en la adultez, hombres cercanos a la crianza de sus hijos y mejores padres sin duda.
– Ahora, los hombres que no presenciaron violencia en su infancia, serán con seguridad padres no violentos, ni con sus hijos ni parejas, mientras que los niños que presenciaron actos de violencia en su infancia o fueron víctimas de algún tipo de ella, tienen más probabilidad de ejercer violencia. “Entonces se habla de la transmisión intergeneracional de la violencia y nosotros promulgamos por la transmisión intergeneracional de la equidad de género y del cuidado”.
Ayuda al trabajo: Padres ‘millenials’: la tecnología, su aliada
Frente a todo esto, el trabajo de estas entidades concluye y espera, que se promulgue por una igualdad de género, que llame a una revisión de las políticas de los países, puesto que las normas sociales, roles de género y realidades económicas refuerzan la distribución desigual de los cuidados, como un asunto o trabajo propio de mujeres, y se necesita con urgencia que la fuerza laboral de los países apoye cambios que permitan a los padres estar más presentes en la crianza, vida y desarrollo de sus hijos.
 
 
 

Comentarios

comentarios

Tags:

Estiloymuebles

Promociones!

15% Descuento por pago en efectivo!
Ir a las Promos!
close-link