fbpx

5 Cosas que no debes meter en la Cuna

Si no me pasa a mí no lo creo. Mi bebé de apenas 10 meses saltó de la cuna. ¿Saben que usó como escalón o trampolín? Los protectores acolchados (bumpers en inglés) que se ponen alrededor de la cuna. Y aprendí, que no son los únicos productos de bebé que metemos en la cuna que son peligrosos.

Después de esa aterradora experiencia sacamos de inmediato esos protectores de la cuna y les recomiendo a todos los futuros papás o padres, cuyos bebés duermen en cuna, que hagan lo mismo.

Decorar la habitación o rincocito del bebé nos hace mucha ilusión y es cierto que esos protectores adornan muy bonito la cuna, pero son innecesarios e incluso peligrosos. Es por eso que varias organizaciones, como la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés), no los recomiendan ya que aumentan el riesgo de asfixia en los bebés (y ¡caídas!).

Además, estos “bumpers” reducen el flujo de aire en la cuna de tu bebé, lo cual se considera un factor que contribuye al síndrome de muerte súbita infantil. Y al quitarlos podrás ver mejor a tu bebé.

Es más, no hace mucho, vi un comercial de una empresa muy reconocida que vende productos de bebé, en donde sale una cuna con “bumpers”. ¡¿Qué?! ¿Acaso no hacen una exhaustiva investigación antes de hacer un comercial que lo verán miles de millones de personas?

Por cierto, a mi hijo, por suerte, y gracias a los poderes divinos no le pasó nada. Pero es algo que nunca olvidaré. Todavía siento escalofríos cuando recuerdo esa experiencia.

Así que te aconsejo que no compres esos paquetes muy bonitos y caros de ropa de cuna, que por lo regular incluyen los protectores acolchados y edredones o cubrecamas. Ten en cuenta que las cobijas y lasalmohadas también representan un peligro de asfixia para tu bebé. Nada de eso es necesario.

Lo único que necesitas dentro de la cuna es una sábana para cubrir el colchón que quede muy ajustada. Opta por las que tienen elástico en las esquinas para que queden firmes. El bebé puede ahogarse entre sábanas que queden demasiado sueltas.

Si ya tienes ese paquete de ropa de cuna, puedes colocar el edredón sobre una silla o sofá donde alimentas al bebé, y los protectores quizás los puedes reciclar para hacer otra cosa (una idea: unos cojines para una silla o para que el bebé se siente en ellos cuando esté más grandecito).

La APP sugiere que no dejes a tu bebé dormir con ningún objeto blando hasta que cumpla un año. A esa edad, por lo regular, ya podrá darse la vuelta, sentarse y quitarse de la cara cualquier cosa que se la tape.

Las cosas blandas también incluyen los ositos o muñecos de peluche, un regalo muy popular para los futuros papás. (Por favor, ¡ya no regalen tantos muñecos! Y es que además ocupan mucho espacio). Aunque parece imposible, uno de estos muñecos puede cubrir la carita de tu bebé e impedir que respire bien.

Incluso muchos expertos sugieren que esperes a que tu bebé cumpla al menos 2 años para dejarlo dormir con almohada. Sé que las mamás, tías y abuelitas nos regalan con mucho amor esas almohadas hechas a mano, pero guárdenlas hasta que el niño pueda usarlas. Seguro que si les explican estas recomendaciones de expertos, no se ofenderán tanto.

Y por último, no metas el monitor en la cuna por más pequeñito que sea tu bebé. Ni tampoco lo coloques demasiado cerca de donde duerme. Se han reportado casos muy trágicos, en los que bebés se estrangularon con el cable. Es mejor usar los monitores inalámbricos.

En resumen, estas son las 6 cosas que NO debes meter en la cuna de tu bebé:

1. Protectores acolchados (o “bumpers”)
2. Cobijas, edredones o cubrecamas
3. Sábanas sueltas
4. Almohadas
5. Muñecos de peluche
6. Monitores

Estiloymuebles

Promociones!

30% Descuento por pago en efectivo!
Ir a las Promos!
close-link