10 Consejos para promover la independencia del Niño

“Ayúdame a hacerlo por mí mismo”

1977420_607197056015193_1761043685_n

INDEPENDENCIA AL VESTIRSE

1. Ofrézcale ropa que permita la independencia: camisetas que pasan fácilmente por encima de la cabeza, pantalones de resorte, broches de velcro y broches de presión que el niño puede abrochar él solo.

2. Haga que algunas prendas estén accesibles a su hijo por montar una barra a su altura y colgar las prendas en perchas. Proporciónele un cesto de ropa sucia de su tamaño.

3. Cuelgue un espejo bajo y ponga cepillo de dientes y cepillo de su tamaño.

INDEPENDENCIA EN CONTROL DE ESFÍNTERES

4. Su hijo debe tener acceso a un pequeño orinal de niño, que es diferente a tener un banco para subir al baño familiar (el banco sirve muy bien una vez que sepa ir al baño solo y pueda subir uno o dos escalones solo). Debe sentirse seguro para usar el baño familiar y no estar preocupado de que se pueda caer adentro.

5. Póngale un banco para tener acceso al lavabo para lavarse las manos y los dientes. Este banco también puede servir como un pequeño asiento para cambiarse la ropa interior.

INDEPENDENCIA AL COMER

6. Vacíe un gabinete bajo de la cocina para vasos pequeños, jarras pequeñas, tazones, platos pequeños, cucharas pequeñas, tenedores pequeños para su hijo, cada uno con un lugar especifico.

7. Cuando escoja platos, busca platos pequeños de materiales rompibles, de plástico no. Su hijo aprenderá a manejar objetos con cuidado si ocasionalmente tira algo que se rompa. Cuando rompe algo usted debe manejarlo de manera realista, sin enojos ni regaños. Su hijo aprenderá rápido a manejar los platos con cuidado.

8. Es más fácil que un niño se coma algo si haya ayudado a prepararlo. Los niños pequeños pueden pelar una mandarina o un plátano si usted lo empieza.

INDEPENDENCIA AL DORMIR

9. Una cama baja le da a su hijo la libertad de moverse. Le permite despertarse y bajarse de la cama en las mañanas. Tener juguetes en un estante bajo va a llamar su atención al despertarse.

10. Cree una rutina que ayude a su hijo a entender que es la hora de dormir. Las rutinas pueden variar de familia a familia, pero asegúrese que la rutina que elija vaya de manera decreciente: hora de juego, hora de baño, hora de leer un cuento, hora de dormir, esto funciona perfecto. En cambio: hora de leer un cuento, hora de baño, hora de juego, hora de dormir, ¡es un desastre!

 

Estiloymuebles

Promociones!

40% Descuento por pago en efectivo!
Ir a las Promos!
close-link